La chacra

Un tremendo trabajo de animación realizado por mi amigo arqueólogo Luis Pérez, con su corazón repartido entre Iquique e Isla Maillen, quien nos entrega una visión gráfica que ha tenido el extractivismo minero en el norte de Chile. Especialmente a familias practicantes de la cultura Aymara.

“La Chacra, es un corto de animación en que se intenta simbolizar la realidad indigena y social de los habitantes del interior del Norte Grande y el Norte Chico de Chile frente a la explotación minera, la cual literalmente deja un vacío en el entorno natural, ya que sus faenas son destructivas tanto directa como indirectamente.

Uno de los grandes problemas es que no existe una toma de conciencia respecto a que el auge minero, no trae un desarrollo duradero sino mas bien momentáneo y muy corto, pues no se extendera a mas de un par de décadas. Sus daños son irreversibles, por lo tanto se debe entender que una vez se acepto la llegada de esta industria de explotación ya no habra vuelta atrás y la población andina de esta región debera migrar forzosamente, en un futuro no muy lejano, por la ausencia de recursos claves para la subsistencia humana y de los seres vivos en general.

El recurso mas importante es el agua, cuya utilización es clave en el proceso minero, las cantidades requeridas para dicho proceso son inmensas, miles de veces más de lo que se necesita para cualquier otro desarrollo económico sustentable, como la agricultura de desierto o de altura, las que por miles de años se desarrollaron en el desierto de Atacama sin mayor problema que los dados por los fenomenos climáticos propios de la región.

Paradojicamente la industria minera se halla en la región mas árida del mundo, pero esto no es de importancia para los grandes empresarios mineros, ni para sus proveedores de servicios, ni para el Gobierno, pues ellos no viven aquí, ni conocen la realidad local. A diferencia de nosotros,pues este es nuestro hogar.
Hogar que si se destruye no tendremos a donde ir, los empresarios simplemente volveran a sus tierras y a sus paises, en los que si hacen gala de protección natural.”

Luis Pérez, arqueólogo iquiqueño.