Victoria en Curalaba

 

DSCF6702

El 22 de diciembre de 1598 ocurrió la gran Victoria Mapuche sobre el Imperio Español, con un magistral despliegue de campo a cargo de Pelantraru en las Vegas y Bosques de Curalaba. Álvarez de Toledo, un cronista español, relata que los Mapuche al atacar se dividieron en tres cuadrillas dirigidas por Pelantraru, Anganamón y Guaiquimilla. Todo esto al amanecer, en una zona de neblina y con el descuido de los españoles respecto a su seguridad. La decisión de atacar al amanecer fue idea de Anganamón, frente al deseo de atacar por la noche de Pelantraru. La justificación de Anganamón para ambas alternativas: si atacaban de noche sería difícil verse entre ellos, podrían huir españoles sin ser vistos y matarse por equivocación entre Mapuche. Anganamón fue el primero en atacar al amanecer.

De los 50 españoles y 300 ‘indios amigos’ que componían el ejército imperial según Álvarez de Toledo, sólo sobrevivieron 3 personas que salvaron gracias al uso de la lengua Mapudungún por un sacerdote. Otro soldado se salvó y llegó caminando al Fuerte de La Imperial después de casi 80 días de caminata, malherido y desnutrido. De los 15 o 20 sobrevivientes que se lanzaron al río, fallecieron posteriormente.

Con la Victoria, los Mapuche reafirman su territorio obligando al imperio a establecer Parlamentos y llegar a acuerdos respecto a los límites que separan el territorio Español del Mapuche, consolidando la frontera desde el río Bío-Bío al sur.

El lugar exacto donde ocurrió esta épica batalla aún está en discusión, pero aparecen como posibles lugares la gran vega existente al noreste del actual pueblo de Lumaco, y las vegas de Huitranlewe entre Los Sauces y Purén.

Anuncios