cita Txeng Txeng y Kai Kai, las serpientes del diluvio Mapuche

"Fotografía Homero Antileo"

La culebras son parte esencial de la cosmovisión Mapuche

(Fotografía: Homero Antileo de Nguallen Pelu Mapu 2006, en la comuna de Los Sauces)

——— – – – – – – ———-

Inicio del relato

—– – – – – – – ——–

Entonces Ngmapún dijo: – voy a terminar la diversidad de vida. Ya no me obedecen mis hijos.

Y vió forma de qué manera terminar con ellos. Y dijo: – con agua los terminaré.

Dicen que hubieron muchos anuncios antes de que ocurriera esto, pero algunos no creyeron y entraban y entraban al mar. Algunos entraron donde está la dueña del mar, donde esta está la gran serpiente Kai Kai Bilhu. De inmediato empezó a llover en la tierra, y Kai Kai Bilhu sacó el mar hacia afuera en grandes olas. Entonces dicen que la gente corrió para todos lados, rogando y rogando.

Dicen que en su sueño les habían dicho que subieran al cerro Txen Txen –el cerro donde vive la gran serpiente de tierra- y le sabían dicho que corrieran y subieran al Txen Txen, que el que subiera se salvaría. Dicen que llegaron distintos seres vivos al Txen Txen. Se salvó el que pudo. Sólo cuatro se salvaron. Un anciano y una anciana. Una joven mujer y un hombre joven. También se salvaron otros seres vivos.

Entonces estos ancianos les conversaron a los jóvenes como habían nacido las primeras personas en la tierra y de qué se alimentaban, y toda su forma de vida. Cuando terminó el diluvio que casi acaba con la vida en la tierra, ella empezó a renacer de nuevo. Bajaron las aguas del río y del mar. Todo nació verde de nuevo en la tierra. Nacieron distintos seres vivos. Entonces los dos jóvenes comenzaron a procrear de nuevo en la tierra. Toda la gente estaba muy bien en la tierra y todo se renovó en la tierra. A esta época los antiguos la llamaron Kmelen Mapu –tierra sana-.[1]


[1] Fragmento del video-documental de Sofía Painequeo (2002). Véase también Latcham (1922:403-408).

Ngmapún es el Espíritu de la Tierra

Otra versión similar recogida en Los Sauces

Kai Kai y Txeng Txeng

Los Mapuche son uno de los pueblos originarios vivientes más antiguos del planeta. Así como su historia, existen en su cultura una serie de mitos y leyendas como el de las culebras o serpientes Kai Kai y Txeng Txeng o Tren Tren. El mito relata una época en que la Araucanía se inundó por completo debido al enojo de Kai Kai y como Txeng Txeng salvó a los Mapuche dando origen a un nuevo tiempo de vida. Me contaba un abuelo de Queuque en Los Sauces, que la serpiente Kai Kai se enojó tanto con los Mapuche, que hizo subir las aguas del mar y empezó a llover sin parar. Tanto llovió, que todo se empezó a inundar. En su ayuda, la serpiente Txeng Txeng hizo subir los cerros para que fueran los Mapuche a protegerse. Los que llegaban a la cima se salvaban. Los Mapuche que no alcanzaron a llegar porque el agua les alcanzó se convirtieron en piedras y peces. Por eso que los Mapuche respetamos las piedras me dice el abuelo. Se dice que sólo 4 se salvaron: una joven mujer y un joven hombre, una anciana mujer y un anciano hombre. Los más antiguos enseñarían a los ‘nuevos’ todo acerca de alimentarse y forma de vivir. De los ‘nuevos’ nacerían las próximas generaciones de seres humanos  y la tierra se renovó. Desde entonces Kai Kai se mantiene en espera bajo las aguas, mientras Txeng Txeng observa desde los alto de los cerros donde vive.

Anuncios